¿Cómo es el barco que llegará a República Dominicana en “ayuda humanitaria” por la crisis de Venezuela? - Favoryto

Recientes

Favoryto

Tus noticias y eventos favorytos.

sábado, 25 de mayo de 2019

¿Cómo es el barco que llegará a República Dominicana en “ayuda humanitaria” por la crisis de Venezuela?

El USNS Comfort, un barco hospitalario de la Armada de los Estados Unidos de la clase Mercy es tripulado operativamente por civiles del Comando de Foca Militar Militar (MSC) compuesto principalmente por oficiales navales del Cuerpo Médico de la Marina, Cuerpo Dental, Cuerpo de Servicio Médico, Cuerpo de Enfermeros y capellán, y personal alistado de la Marina de la clasificación del Cuerpo Médico del Hospital, llegará en los próximos meses la República Dominicana en una gira por once países, entre ellos Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador y Panamá, para realizar una misión de asistencia médica con la finalidad de “responder a los efectos de la crisis humanitaria en Venezuela, informó este jueves el Comando Sur”.

Los médicos del USNS Comfort también prestarán sus servicios a bordo o en instituciones médicas locales en Granada, Haití, Jamaica, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves y Trinidad y Tobago.

“Este despliegue responde de manera directa a la crisis provocada por el régimen de (Nicolás) Maduro”, dijo el almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur, en un comunicado difundido este jueves sobre la misión, que se había anunciado el pasado 7 de mayo.

El personal naval de las especialidades de “combate” no se asigna como tripulación o personal regular. Los embarques en curso por parte de los oficiales de la Línea Sin Restricción de la Marina (por ejemplo, las especialidades de combate calificadas para la guerra), la Aviación Naval, la Guerra de la Superficie, la Guerra Submarina, las Operaciones Especiales o el Personal de Guerra Especial / SEAL, o cualquier oficial de la Infantería de Marina o personal alistado, están típicamente limitados a las visitas oficiales , operaciones de vuelo en helicóptero o rotor de inclinación o como pacientes.

De acuerdo con su condición de barco no combatiente y los Convenios de Ginebra , Comfort y su tripulación no portan armas ofensivas. Disparar a Comfort se consideraría un crimen de guerra ya que el barco solo lleva armas para la autodefensa.

El Comando Sur hasta ahora no había informado de los países en los que se desarrollará esta misión de cinco meses y todavía no ha dicho la fecha exacta de partida del Comfort, que tiene base en Norfolk (Virginia), aunque sí que será a mediados de junio.

El USNS Comfort fue construído en mayo de 1975, y lanzado en 1 de febrero de 1976. Se encuentra de puesto base en la estación naval de Norfolk, tiene un peso de 69 toneladas y una longitud de 272 de metros. Lo propulsan dos calderas, dos turbinas General Electric con 24,500 caballos de fuerza y viaja a una velocidad de 17.25 nudos, o 32.4 kilómetros por hora.

Abordo viajan 63 civiles, 956 empleados del hospital naval, 258 del personal de apoyo naval, y puede asumir hasta 1,000 pacientes en cama.

De acuerdo con el comunicado del Comando Sur publicados por EFE, en su recorrido “los equipos médicos del Comfort trabajarán junto con los profesionales médicos de las naciones anfitrionas que han absorbido a miles de migrantes y refugiados venezolanos”, señaló Fuller.

“El pueblo venezolano huye de forma desesperada de su patria en busca de una mejor forma de vida. Estamos comprometidos a encontrar maneras de apoyar al pueblo venezolano y a nuestros socios regionales que comparten la meta de ver un gobierno legítimo y democrático reinstalado en Venezuela”, dijo el jefe del Comando Sur.

Este es el séptimo despliegue del Comfort desde el año 2007. La misión anterior se llevó a cabo entre octubre y diciembre de 2018 en Ecuador, Perú, Colombia y Honduras, duró 11 semanas y ayudó a más de 26.700 pacientes necesitados.

Según el comunicado, se hicieron en ese viaje 599 cirugías a bordo. Al igual que con el último despliegue, el plan es embarcar a profesionales médicos de los países socios para que se unan al esfuerzo de brindar atención médica a los pacientes.

Se buscar ayudar a “aliviar la presión en los sistemas nacionales de salud” de los países que han acogido a los millones de venezolanos que han huido de la crisis política, social y económica en su nación.

Según comunicado esta semana el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), ya son 3,7 millones los venezolanos que han dejado su país, debido a una crisis política, social y económica sin precedentes en la nación petrolera.



No hay comentarios:

Publicar un comentario