Uno de cada cuatro españoles fuma y el 20% de la población considera que el tabaco no es nocivo para la salud #favoryto - Favoryto

Recientes

Favoryto

Tus noticias y eventos favorytos.

miércoles, 29 de mayo de 2019

Uno de cada cuatro españoles fuma y el 20% de la población considera que el tabaco no es nocivo para la salud #favoryto

ÁFRICA ALBALÁ

  • El 86,3% de la ciudadanía apoya la prohibición de fumar en un coche con niños.
  • Denuncian que la aplicación de la normativa no es satisfactoria.
  • Son los resultados de la encuesta anual sobre tabaquismo, elaborada con motivo de la Semana Sin Humo.

Fumador

Casi un cuarto de la población española fuma y una de cada cinco personas considera que el tabaco no es perjudicial para la salud. Son los principales resultados arrojados por la encuesta anual de la Socidad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) sobre tabaquismo, que muestran que el procentaje de fumadores ha aumentado más de dos puntos en los últimos tres años, hasta situarse en el 23,3%, y deja de bajar como lo hacía antes.

En la encuesta, elaborada con motivo de la XX Edición de la Semana Sin Humo y en la que han participado 8.893 personas, se evidencia un retroceso en el número de exfumadores, que se reduce del 37% al 33,7%. Además, la mayoría de los consumidores que abandonaron este hábito lo hicieron hace más de diez años, lo que, para la semFYC, es un indicio de que algo no se está haciendo bien.

En este sentido, el médico de familia y miembro del Grupo de Abordaje al Tabaquismo de la semFYC César Minué apunta en declaraciones a 20minutos.es a una "relajación en la normas y en las medidas de control del tabaco" como causa de esta situación.

"En España, la ley de 2010 fue un hito en el movimiento del control del tabaco, pero desde entonces se han hecho muy pocas cosas. Las medidas que se han tomado en otros países aquí no se han adoptado. Se ha dejado todo un poco de lado", lamenta.

Respecto al 20% de los encuestados que no perciben la peligrosidad del tabaco, Minué contempla dos posibles motivos: un verdadero desconocimiento por parte de los consumidores o un mecanismo de defensa y negación de la realidad. Además, culpa a la industria del tabaco de un mensaje de banalización de los riesgos, que "quitan hierro y temor al consumo" y va calando en la población. 

"La industria del tabaco está favoreciendo todas las nuevas formas de fumar: el cigarrillo electrónico, el tabaco calentado... con la idea de dar una imagen de que hay unas formas de fumar que son menos nocivas, con el objetivo de mantener a la gente adicta a la nicotina, que es su negocio", explica.

Prohibir fumar en coches con niños

Con respecto a la aplicación de la normativa, la encuesta refleja que los ciudadanos se muestran más proclives a aceptar determinadas restricciones para luchar contra el tabaco, como la de prohibir fumar en los coches privados cuando hay menores dentro. Así lo expresan el 86,3% de los 8.893 consultados, que ven favorable esta medida.

Otro de los aspectos clave de la encuesta es la puesta en práctica de la normativa que prohíbe fumar en las terrazas de los bares, ya que el 62% de los preguntados tiene la percepción de que no se cumple satisfactoriamente. Para solucionarlo, el 51,3% propone aplicar sanciones, el 46,7% sugiere aumentar la vigilancia y el 42,2% plantea dar mayor difusión a la normativa.

La prohibición de fumar en lugares al aire libre donde se concentre gente, como las piscinas o los centros comerciales abiertos, también cuenta con el visto bueno de la mayoría de la ciudadanía, ya que el 75,4% han dado su beneplácito a la medida. El procentaje se reduce al 63,4% cuando se trata del caso concreto de los estadios de fútbol.

Los hombres fuman más que las mujeres

De acuerdo con los resultados arrojados por la encuesta, los hombres fuman más que las mujeres, con un porcentaje del 22,9% frente al 18,5%

Por edades, la mayor proporción de fumadores se encuentra en la franja de entre 20 y 29 años (el 25%), por delante de los ciudadanos entre 30 y 39 (23,4%) y los menores de 20 (21,7%). Respecto al momento de iniciación en el consumo de tabaco, se sitúa en los 17.

En cuanto a la cantidad, los fumadores consumen de media unos 11 cigarrillos diarios, aunque esta crifra presenta una tendencia a la baja al analizar la evolución de los últimos tres años (2017-2019).

Así, aumenta el porcentaje de personas que consume menos de 10 cigarrillos diarios, que pasa de 39,2% a 46,7% entre 2017 y 2019, y cae la cantidad de gente que fuma más de 30 cigarros al día, que desciende del 4,2% al 3,8%.

Entre los fumadores, siete de cada diez reconocen haber intentado dejar de fumar sin éxito alguna vez. Los que sí lo consiguieron señalan que lo hicieron en su mayoría solos (80%), sin recurrir a ayuda profesional ni tratamientos farmacológicos.

Subida del precio como solución

Desde la semFYC, consideran que la actualización de la normativa de lucha contra el tabaquismo y la dotación de los recursos pertinentes son dos medidas fundamentales que debería acometer el Ministerio de Sanidad para reducir el consumo de tabaco.

Entre ellas, Minué destaca el aumento del precio como medida esencial y defiende que, aunque "clásica y antigua", es "la que más impacto tiene". Asimismo, aboga por profundizar en las leyes de espacios sin humos, pero sobre todo insistir en la aplicación de la legislación.

"En otros países se ha implantado el empaquetado genérico, que parece que puede tener una gran repercusión. Se trata de la adopción de un paquete feo, sin logos, sin los colores de la marca y sin sus letras especiales, pero con las advertencias sanitarias. Una imagen uniforme para todas las marcas", detalla.

Además, Minué propone la financiación del tratamiento de los fármacos como otro componente de la solución, así como la difusión de los servicios que la sanidad pública presta para ayudar a dejar de fumar.

El tabaco mata hasta a la mitad de sus consumidores

A nivel global, los datos actuales permiten calcular que uno de cada dos fumadores morirá a causa de una enfermedad relacionada con el tabaco. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, esta sustancia mata anualmente a más de siete millones de personas, de las cuales casi 900.000 son fumadoras pasivas.

De continuar así y si no se intensifican las medidas de control para contrarrestar la prevalencia actual del tabaquismo, es previsible que la mortabilidad atribuible al consumo de esta sustancia ascienda a ocho millones de personas al año para 2030.

En España, de acuerdo con el Ministerio de Sanidad, el tabaquismo provocó entre 2010 y 2014 259.348 muertes, lo que supone una media de 51.870 fallecimientos anuales o, lo que es lo mismo, 142 decesos diarios.

Estas cifras convierten al tabaco en la principal causa aislada de morbilidad y de mortalidad prematura evitable en España.



No hay comentarios:

Publicar un comentario