Cuando “ayudar a la naturaleza” se paga hasta con la vida - Favoryto

Recientes

Favoryto

Tus noticias y eventos favorytos.

jueves, 4 de julio de 2019

Cuando “ayudar a la naturaleza” se paga hasta con la vida

Julia Arias Almonte, Altagracia Díaz, Manuel Núñez, Sharmín Almánzar Paulino y una norteamericana, no identificada, no se sentían satisfechos con sus cuerpos y optaron por arreglarlos con ayuda de un cirujano plástico y terminaron en la morgue de una clínica privada, que algunas ni siquiera estaban habilitadas.

Sus nombres salieron a relucir como las personas que han muerto en lo que va de año a causa de una cirugía estética y que obligaron al ministro de Salud, Rafael Sánchez Cárdenas, y a su equipo a emitir una resolución con la que busca controlar la práctica médica en el país.

Para el presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), Wilson Roa, la resolución no es necesaria, porque las leyes de Seguridad Social (87-01) y la General de Salud (42-01) regulan cómo se debe ejercer la medicina en el país.

“Que se acojan al ejercicio de la cirugía, porque la cirugía estética no es un capítulo aparte, pero aquí hay tantos intereses de personalización y de objetivos que impiden que se avance en la implementación de las leyes”, dijo Roa.

Explicó que si existe una ley no se deben crear resoluciones, sino un reglamento para que se aplique.

No hay datos exactos sobre mortalidad por cirugía plástica de tipo estética porque, en sentido general, familiares de los afectados y los médicos involucrados no acostumbran hablar del tema y solo se publican algunos casos.

Arias Almonte tenía 27 años, era maquillista profesional y falcémica. Murió en la clínica Dermo Stetic Laser Clinic, donde se le practicó una abdominoplastia y una lipoescultura.

En el caso de Altagracia Díaz, de 51 años, falleció de tromboembolismo, mientras era sometida a varias cirugías estéticas, en el Centro Internacional de Cirugía Plástica Avanzada (Cipla).

En cuanto a Manuel Núñez, tenía 29 años. Viajó desde los Estados Unidos a la República Dominicana, para someterse a una cirugía estética de lipoescultura corporal, más transferencia de grasa a región glútea, en la clínica Caribbean Plastic Surgery.

Mientras tanto, que Sharmín Almánzar Paulino, de 26 años, falleció en el Centro Siluet Estética Clinic, tras someterse a un proceso quirúrgico de embellecimiento.

En el caso de la paciente extranjera solo se informó que era una norteamericana y que fue intervenida quirúrgicamente en el centro médicos Dr. Escaño.

Todos esos centros de salud fueron cerrados, unos de manera temporal y otros definitiva, por el Ministerio de Salud Pública, que emitió también la resolución 006 que establece que en los procedimientos únicos de liposucción se debe extraer hasta un máximo de cinco litros de grasa corporal y que en ningún caso la cantidad de grasa extraída no podrá ser mayor al 7 % del peso corporal del paciente, que en caso de procedimientos combinados, se debe extraer solo hasta tres litros de grasa, además, de que se debe tomar en cuenta que el paciente con condiciones preexistentes debe estar debidamente controlado antes de la intervención.

Lea también: ¿Qué es el “combo” de cirugías estéticas que Salud Pública pretende regular?

Para el cirujano plástico Rafael Cisnero, las bondades de las cirugías plásticas son muchas porque devuelven la funcionabilidad y la belleza estéticas a quienes lo requieren.

Existe un viejo pleito entre dos especialistas de la salud que no pueden ejercer sus funciones el uno sin la ayuda del otro: son el cirujano y el anestesiólogo en un procedimiento quirúrgico y que se culpan mutuamente ante una desgracia, después de un procedimiento.

El cirujano dice que los anestésicos que suministran los anestesiólogos pueden provocar desde tromboembolia, causa del 57 % de las muertes en estos procedimientos, hasta trastornos cardiovasculares.

De su lado, el anestesiólogo, se defiende y asegura que cuando el cirujano es lento y practica más de un procedimiento el paciente corre riesgo de morir.

Los diabéticos, fumadores, personas con venas varicosas, las mujeres que toman anticonceptivos orales, terapias de reemplazo hormonal son los que tienen más riesgo de fallecer en una cirugía plástica.

Las demandas médicas para cirugía plástica están en sexto lugar en el país. Hay más demandas en otras áreas de la medicina, pero en plástica hay más sonido, según el Plan de Asistencia Médico Jurídica (Plamejur) del Colegio Médico Dominicano (CMD).



No hay comentarios:

Publicar un comentario