El campeón Thomas sufre en el Tour y Alaphilippe se aleja - Favoryto

Recientes

Favoryto

Tus noticias y eventos favorytos.

sábado, 20 de julio de 2019

El campeón Thomas sufre en el Tour y Alaphilippe se aleja

Cuando el equipo de Geraint Thomas estaba en todo su esplendor en el Tour de Francia, al encarar una contrarreloj y luego una dura prueba en la alta montaña, el Sky _ ahora con los nuevos colores de Ineos _ era implacable para tomar el control de la vuelta de ciclismo más prestigiosa y los rivales competían por el segundo lugar.

La historia ha sido distinta este año.

Thomas, el campeón defensor, flaqueó el sábado en el arduo ascenso del Tour, sobre los 2.000 metros (6.500 pies), dejando en evidencia debilidades nunca vistas en su equipo que ha ganado seis de las últimas siete ediciones de la ronda gala.

Recuerdas: Julián Alaphilippe vuela en la contrarreloj y amplía liderato

Tour de Francia: Simón Yates gana la primera etapa en los Pirineos

La contrarreloj del viernes y el ascenso al mítico puerto de Tourmalet el sábado se prestaban para que Thomas le diera caza a Julian Alaphilippe, el francés que luce la casaca amarilla y que ha sido la sensación del Tour con su determinación en no perder el liderato, además de prender la ilusión de los franceses de tener su primer campeón desde 1985.

Tras revolucionar el ciclismo en 2012 con su enorme presupuesto y enfoque a los detalles más insignificantes, el equipo que comanda David Brailsford ha sido golpeado por la mala suerte y la realidad que otros equipos han podido reducir la brecha.

Sorpresivamente, Thomas y sus compañeros no fueron al frente al pelotón en la subida al Tourmalet, a diferencia de años previos en los que subyugaban a los demás.

“Hay varios equipos fuertes, entre ellos el mío”, dijo Pinot. “El nivel es muy alto”.

Un grave accidente en un entrenamiento dejó fuera de competencia al cuatro veces campeón Froome, con lo que perdieron a su líder. La propia preparación de Thomas fue afectada por una caída en el Tour de Suiza el mes pasado. Y el colombiano Egan Bernal, a quien Brailsford alista para ser el heredero de Froome y Thomas, cada vez luce menos capacitado para pelear por el título este año. Bernal quedó quinto en el Tourmalet y marcha cuarto en la general, a 3 minutos detrás de Alaphilippe.

La jornada fue fatal para el colombiano Nairo Quintana. El corredor de Movistar perdió fuerzas y cruzó la meta con un retraso de casi 3 minutos y medio, que le dejó fuera de los 10 primeros. Quedó 14to, a 7:19 del líder.

Alaphilippe mantiene la mesura cuando se le pide que calcule sus posibilidades de victorias, pero es una idea cada vez más factible tras otro paso rumbo a los Campos Elíseos.

“Mientras más cerca estemos París, mejor poder responderme esa pregunta”, dijo.

El presidente Emmanuel Macron, en la cima del Tourmalet para ver a Pinot ganar y Alaphilippe extender su ventaja, elogió entusiasmadamente a los “dos fantásticos ciclistas”.

“Ellos atacan y tienen corazón”, dijo.

En cambio, Thomas ha visto a Alaphilippe alejarse más y más. En dos, con una victoria en la cronometrada y un notable segundo lugar en el Tourmalet, el francés ha abierto un margen adicional de 50 segundos sobre el galés. Su ventaja, ahora de 2 minutos y 2 minutos, es lo suficientemente amplia para empezar a imaginar a Alaphilippe de amarillo en París el próximo fin de semana como el primer francés victorioso desde Bernard Hinault.

El entusiasmo de los franceses también se disparó en la 14ta etapa, con el triunfo de Thibaut Pinot en el célebre ascenso en los Pirineos, compensando por el desastre en la 10ma etapa, donde perdió considerable tiempo.

Thomas flaqueó en las últimas pendientes hacia la cima y no pudo mantener el paso con Pinot y Alaphilippe.

“Desde el arranque del Tour he tenido esta etapa en la cabeza. El Tournalet, es mítico”, dijo Pinot, que ahora ha ganado tres etapas en su carrera en la competencia.

Pinot dice que estaba estimulado por la furia que tenía por todo el tiempo que desperdició en la 10ma etapa, cuando fue parte de un grupo que fue separado de los otros contendientes por vientos cruzados. “Tengo toda esta furia dentro, porque en mi opinión fue una injusticia”, dijo Pinot, finalista en el podio en el 2014.

Thomas advirtió, con razón, que el Tour aún no está definido. Quedan por disputar otros seis ascensos sobre los 2.000 metros.

Pero sus problemas para no perderle la pisada a Pinot, Alaphilippe y otros candidatos al podio en la subida al Tourmalet _ quedó octavo, 36 segundos detrás de Pinot _ resultó un golpe para el Tour que ha sido dominado por el equipo británico desde 2012 _ con los campeones Bradley Wiggins, Chris Froome y, en 2018, Thomas.

“No ha sido el mejor de los días. No me sentí bien desde el inicio. Me sentí muy débil”, dijo Thomas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario