La música puede ser igual de efectiva que algunos fármacos para relajar al paciente antes de entrar al quirófano #favoryto - Favoryto

Recientes

Favoryto

Tus noticias y eventos favorytos.

martes, 30 de julio de 2019

La música puede ser igual de efectiva que algunos fármacos para relajar al paciente antes de entrar al quirófano #favoryto

20MINUTOS.ES

  • Una canción especificamente creada logra el mismo efecto que una inyección de midazolam.
  • Las hormonas de estrés que generamos pueden afectar a nuestra recuperación postoperatoria.

Escuchando música

Estamos en camilla. Nos van a operar. Nuestros nervios se aceleran. Inevitable. Pero conviene controlar esta ansiedad ya que las hormonas de estrés que generamos pueden afectar a nuestra recuperación postoperatoria.

¿Cómo conseguir que nos relajemos? ¿Medicinas, drogas, ansiolíticos? Puede que la mejor "medicina" sea algo tan sencillo como escuchar música. Asegura un estudio que la canción más relajante del mundo puede ser tanto o más efectiva que los fármacos para prepararnos en la entrada a quirófano.

Investigadores de la Universidad de Pensilvania han examinado qué tipos de música pueden relajar a los pacientes y cuánto. Como relata The Independent, tras trabajar con 157 personas han encontrado que una música relajante puede ser igual o mejor que cualquier sustancia quimica y con menos efectos secundarios.

Para el estudio, publicado en Regional Anesthesia & Pain Medicine, se compuso una canción específica: Weightless (Ingrávido), un instrumental de la banda británica Marconi Union. El tema fue creado junto a expertos en terapias con sonido para reducir la ansiedad, la presión arterial y el ritmo cardíaco.  Y funcionó.

A los pacientes que se les administró el sedante midazolam o se les puso la canción, mientras se les inyectaba un anestésico para dormir una parte del cuerpo. El resultado fue que la ansiedad de los pacientes se redujo a los mismos niveles tanto de un modo como de otro, con la medicina o con la canción (aunque muchos pacientes reconocieron que hubieran preferido elegir su propia música).

La diferencia es que la música no tiene efectos secundarios. Al contrario el midazolam, como otros fármacos comunes con benzodiacepinas, pueden afectar la respiración, el flujo sanguíneo y, en ocasiones, convulsiones. De hecho, los anestesistas tienen que controlar de cerca a los pacientes que toman estos medicamentos.

La música medicinal es "virtualmente inofensiva y barata. Enciende la región emocional del cerebro, el sistema de recompensa y los senderos del placer", comenta a la BBC Veena Graff, profesora de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pensilvania. "Eso significa que los pacientes pueden ocupar su propio mundo, sentirse cómodos y tener un control total", asegura.



No hay comentarios:

Publicar un comentario