En Villas Agrícolas esperan la intervención del Ministerio de Salud Pública - Favoryto

Recientes

Favoryto

Tus noticias y eventos favorytos.

viernes, 15 de mayo de 2020

En Villas Agrícolas esperan la intervención del Ministerio de Salud Pública

Moradores del sector Villas Agrícolas, en el Distrito Nacional, permanecen a la espera de las brigadas del Ministerio de Salud Pública, como está programado, debido a que ese sector está incluido dentro de la jornada de intervención de búsqueda de casos de coronavirus.

El popular barrio es uno de los más resonantes debido a que en él se encuentra el Mercado Nuevo, uno de los principales centros de venta de productos del sector agropecuario del país, y donde se abastecen los demás mercados del Gran Santo Domingo.

Villas Agrícolas se encuentra en la cuarta área de los barrios a intervenir por Salud Pública, la cual tiene como propósito principal la búsqueda de personas con síntomas o que han tenido contacto con pacientes positivos. Según un cronocrama distribuido por las autoridades, le correspondía el jueves, como parte del área IV de Salud.

Algunos residentes, como es el caso de de Leidy Zorrilla, catalogan de manera positiva la intervención en el Gran San Domingo, debido a que los sectores donde se realizará la operación ya han sido previamente identificados como zonas de contagios de la pandemia del COVID-19.

“Realmente estoy de acuerdo con el operativo. El hecho de que se hagan pruebas rápidas para detectar los casos positivos al igual que trasladar a las personas que lo ameriten y proveer del tratamiento a las personas que lo necesiten y el saneamiento y la descontaminación de las barriadas, me parece algo perfecto. De igual manera considero que la población debería de colaborar más, porque esto no es una cuestión política, es un trabajo de todos. Aún no han pasado por Villas Agrícolas, pero que ejecuten este tipo de prevención es algo significativo para todos”, destacó Zorrilla.

Elva Luisa Amparo, es residente en el sector desde hace 25 años, y el hecho de que Villas Agrícolas figure en una de las área a intervenir por Salud Pública no es un gran consuelo, pues esto es un indicio de que hay muchos más casos de los que ella se imagina.

“Que ellos salgan a buscar los contagiados es algo bueno y más que en el barrio anda la gente paseando como si nada. Aunque hubiese sido mejor que cerraran el paso por los sectores, digo yo, porque hay gente que no se encuentran en las casas porque andan trabajando”, enfatizó Elva Luisa, quien se desempeña como cuidadora de una pensión en los alrededores del mercado.

Hasta el momento la pandemia del COVID-19 ha cobrado la vida de 424 personas en el país, que cuenta ya con 11,739 de contagios en todo el territorio nacional. El Distrito Nacional está siendo intervenido por el Ministerio de Salud Pública y las demás instituciones que componen esta integración.

Sonia Domínguez es madre soltera de un niño y el actual estado de emergencia por el que atraviesa el país le ha afectado, ya que actualmente no puede trabajar y no cuenta con ningunas de las ayudas del gobierno. Valoriza la intervención con poca trascendencia debido a que, según ella, debería de haber más personas trabajando.

Al igual que Sonia, Junior Morales, considera que no se verán los frutos de la intervención debido a que aunque esta sea por sectores, la idea es que las personas cumplan con los parámetros establecidos por las autoridades, y no lo hacen porque tienen que salir a trabajar, a buscar la comida de su familia.

“Nada más no es regalar una mascarilla y fumigar, eso es una tontería, uno compra eso. La realidad es que ellos cumplan con el pueblo para que uno se pueda quedar en su casa, lo poco que uno consigue apenas le alcanza para un día, y ni siquiera cuento con ayuda del Gobierno”, explica Junior Morales.

El hombre trabaja como parqueador en los alrededores del mercado.

Durante años ha sido una pieza fundamental en la parroquia de San Mateo. Pasó de asistir todos los días a misa, a tener que escucharla a través de la radio. Altagracia Carmona, está a favor de la intervención que se realiza en el Gran Santo Domingo porque cree que con esta iniciativa se podrán contabilizar los casos que hasta el momento no se le han podido detectar por falta de pruebas.

“El cierre de Santo Domingo no era tan necesario, por eso las autoridades de Salud no lo hicieron. Nosotros como población debemos de tener una mejor precaución ya que este virus se ha extendido por culpa de nosotros, por no acatar las medidas que nos han dado, tú te crees que es justo que uno sabiendo lo que implica infectarse del COVID-19, haya que meter preso a la gente para que estén con sus mascarillas puestas y dentro de sus casas”, indica la señora, quien tiene un pequeño colmado en su casa.

Al igual que los residentes de Villas Agrícolas, los comerciantes valoran la intervención de manera positiva porque de una manera u otra con el programa se logrará llevar un registro de los casos del Gran Santo Domingo, el cual es una de las provincias con más casos de contagios.

Olga y Julio Suriel son una pareja de esposos que desde hace más de 13 años se desempeñan como vendedores en un almacén de provisiones en el sector y, al igual que otros negocios del área, se han visto afectados por el estado de emergencia, ya que han tenido que reducir las horas de sus labores.

La señora Olga destaca que si en la intervención se hubiesen cerrado los límites del Distrito Nacional tendría mejores resultados, ya que actualmente muchas personas son trabajadores informales.

”Cómo van a detectar los casos de los barrios si las personas no están en sus casas, yo todavía estoy a la espera de que pasen por aquí”, dijo.

Al contrario de ella, su esposo Julio Suriel alaba la labor que están realizando las autoridades, pues considera que la intervención está contribuyendo a paliar el problema y a corregirlo.

“Si Salud Pública no estuviera trabajando como hasta ahora, en conjunto con los demás organismos, este país ya no existiera porque estaríamos todos muertos de coronavirus, pero gracias a sus labores no estamos peor, lo que pasa es que nosotros como población no estamos cooperamos para nada”, afirma.

Alberto Pérez es un distribuidor de huevos en la zona del mercado, y destaca que el mecanismo que hasta ahora utilizan las autoridades no está funcionando porque los casos cada vez siguen en aumento.

“Aquí lo que se debe de hacer es un toque de queda total por varios días y ahí hacer la intervención, pero con tanta gente en la calle, así no darán con todos los casos de las barriadas”, consideró el comerciante.



No hay comentarios:

Publicar un comentario