LeBron faltó a una cena con Kobe, con un anillo podría resarcirse - Favoryto

Recientes

Favoryto

Tus noticias y eventos favorytos.

martes, 29 de septiembre de 2020

LeBron faltó a una cena con Kobe, con un anillo podría resarcirse

Las cosas no salieron tan bien fuera de cancha, entre LeBron James y Kobe Bryant, una vez el recién llegado aterrizó en Los Ángeles para defender el púrpura-amarillo de los Lakers.

James pactó con los Lakers el 9 de julio de 2018 y se unía así al conjunto que Bryant defendió por 20 temporadas y le dio cinco títulos. Precisamente el fenecido jugador le dio la bienvenida a James, que esta noche juega el primer partido de la final contra el Heat de Miami (9:00 p.m.).

Y una vez ambos en Los Ángeles, había una cena de por medio, pero esa nunca se llegó a dar. Bryant fallecería el 20 de enero de este año. “Siempre piensas que vas a tener tiempo para estar juntos y entiendo que hay motivos para arrepentirse en la vida, pero definitivamente ojalá hubiera podido pasar ese tiempo con él”, dijo James.

Resulta que ahora los Lakers están en la final de la NBA, su número 31 y en esta ocasión, cuando enfrentan desde esta noche al Heat de Miami, será la oportunidad de responder a su fenecido amigo para darle un respiro a la familia lagunera, en especial en medio de la pandemia del coronavirus.

Ganar la final es una manera de sentirse más aliviado por aquella cena, además de emular lo que por cinco ocasiones hizo su desaparecido amigo y excompañero en el equipo nacional de Estados Unidos.

“Para mí, personalmente, el trabajo no está hecho”, dijo James, luego de vencer a los Nuggets 4-1 en la final de la Conferencia Oeste y avanzar a luchar por el título por décima ocasión, hazaña que lo empata con Kareem Abdul-Jabbar. Y agrega más: “Estoy extremadamente orgulloso de ser parte de esta franquicia que regresa a donde pertenece y eso es jugar por campeonatos y competir por campeonatos, representando a la Conferencia Oeste este año. Entonces, esto es para lo que vine aquí”. Solo Bill Russell, con 12, y Sam Jones con 11, exjugadores de los Celtics, han alcanzado más Finales de la NBA que James.

Su compañero de equipo, Dwight Howard reflejó una experiencia que también había vivido con Bryant. Fue en la final de 2009, cuando los Lakers se pusieron 2-0 ante el Magic de Orlando, de Howard. Esa vez un periodista le preguntó a Bryant por qué no estaba sonriendo durante su conferencia de prensa posterior al partido. “¿Qué hay ahí para estar feliz? El trabajo no está terminado. ¿Está terminado? No lo creo”. Esa vez los Lakers completaron la labor con una serie 4-1.

Se suponía que eran los Bucks de Milwaukee o los Celtics de Boston los que deberían estar y no el Heat de Miami, el equipo de Pat Riley, el presidente del equipo para el que antes jugó James (2010-14).

El Heat es una cuadrilla que en espíritu es liderada por Jimmy Butler, pero en la ejecución se conforman como uno con un personal de respaldo de más responsabilidad que el de los Lakers.

El núcleo del Heat presenta, además de Butler (20.7 en esta postemporada) a Goran Dragić (20.9), Bam Adebayo (18.5), Tyler Herro (16.5), Jae Crowder (12.3) y Duncan Robinson (11.3). Los Lakers tienen a sus dos figuras principales, James (26.7) y Anthony Davis (28.8), acompañados por Kyle Kuzma (10.5), Kentavious Caldwell-Pope (9.9), Rajon Rondo (9.1) y Danny Green (8.1).

Los Lakers lucen un equipo más completo, con una banca más profunda y el Heat luce tan hambriento como sus rivales. Pero el equipo angelino sale favorito para alzarse con el trofeo Larry O’Brien.

Eso significa que empatarían con los Celtics de Boston (17) en títulos ganados de por vida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario