Los incendios forestales más mortales en EE.UU. desde la década de 1990 - Favoryto

Recientes

Favoryto

Tus noticias y eventos favorytos.

viernes, 11 de septiembre de 2020

Los incendios forestales más mortales en EE.UU. desde la década de 1990

En momentos en que los bomberos luchan contra los incendios forestales que se extienden por la costa oeste de los Estados Unidos, damos un vistazo a algunos de los desastres naturales más mortales desde la década de 1990.

Al amanecer del 8 de noviembre de 2018 se desató el incendio más mortífero de la era moderna en California en la ciudad de Paradise, unos 240 kilómetros al norte de San Francisco, matando a 86 personas en más de dos semanas.

Las llamas quemaron más de 62,000 hectáreas de terreno y redujeron a cenizas más de 18,800 edificaciones.

Una investigación posterior encontró los cables eléctricos de alta tensión que provocaron el incendio.

Camp Fire es probablemente el incendio más mortal registrado en Estados Unidos durante un siglo; el incendio de Cloquet en 1918, en el estado norteño de Minnesota, mató a unas 1,000 personas.

California fue devastada por alrededor de 20 incendios forestales desde inicios de octubre de 2017 que provocaron 42 muertes durante ese mes, la mayoría de ellos en el condado de Sonoma, una zona de productores de vino ubicada al norte de San Francisco donde perecieron 22 personas.

Hasta 11,00 bomberos, algunos provenientes de lugares tan lejanos como Australia, se involucraron en la lucha contra las llamas que quemaron más de 99.000 hectáreas, obligaron a la evacuación de 100,000 personas y destruyeron alrededor de 10,000 edificios.

A fines de noviembre estalló un incendio en el Parque Nacional Great Smoky Mountains, una popular zona turística que se extiende por ambos lados de la frontera que comparten los estados de Tennessee y Carolina del Norte, en el sureste del país. El fuego se propagó velozmente empujado por fuertes vientos y tornados.

Trece personas murieron, 12 directamente relacionadas con el incendio y una de un infarto mientras huía de las llamas, reportaron las autoridades.

El incendio de Yarnell Hill se extendió a gran velocidad tras comenzar en el estado suroccidental de Arizona a fines de junio, cobrándose la vida de 19 bomberos en la tarde del 30 de junio cuando estalló una tormenta de fuego.

La tragedia representó la mayor pérdida de vida de bomberos desde los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Durante 10 días de octubre, los incendios arrasaron el árido sur de California, destruyeron pueblos y mataron al menos a 22 personas, la mayoría en San Diego y San Bernardino, y otras dos al otro lado de la frontera con México.

Se llamó a un contingente de 14,500 bomberos para combatir los 17 incendios forestales que aniquilaron más de 300,000 hectáreas de terrenos y arrasaron con alrededor de 2,500 casas.

En julio y agosto de 2000, 13 personas murieron mientras decenas de incendios devoraban terrenos en seis estados: California, Idaho, Florida, Nevada, Montana y Wyoming.

Idaho y Montana fueron los más afectados con unas 480.000 hectáreas en llamas. Entre los muertos hubo dos bomberos voluntarios que quedaron atrapados por las llamas.

Los incendios forestales que afectaron el oeste del país durante cuatro semanas desde el inicio de julio de 1994 se cobraron la vida de 20 bomberos y devastaron cientos de miles de hectáreas de tierra en varios estados, incluidos California, Montana y Utah.

El mayor número de víctimas se registró el 6 de julio cuando 14 bomberos murieron al quedar atrapados por las llamas en Glenwood Springs, Colorado.

Durante un par de días en octubre de 1991, murieron 25 personas a causa de un incendio forestal que comenzó en las colinas de California, sobre la ciudad de Oakland, y destruyó cerca de 3,000 edificaciones.



No hay comentarios:

Publicar un comentario